En clave cántabra

Sede el Gobierno de Cantabria en Peña Herbosa con la bandera del lábaru ondeando | Fuente: El Diario Montañés
Julia Roiz Menéndez

Julia Roiz Menéndez

Periodista. Creadora y directora de El Cultural Cántabro

A lo largo de la historia las sociedades se han ido conformando en base a sus antecesores y la evolución de los mismos. Es decir, los primeros seres humanos que poblaron la tierra fueron los primeros en ir creando poco a poco la base de las primeras sociedad y, con ellas, una cultura arraiga que compondría a cada de estas.

La forma de vivir, de comer e incluso de comunicarse ha marcado la evolución de las diferentes sociedades hasta llegar a la situación actual. Así, las diferentes etapas de la historia han visto la aparición y desaparición de diferentes aspectos relacionados con la cultura de cada sociedad.

El caso de Cantabria es aún más complejo, y es que, como dice la doctora en Sociología Ana María Rivas en su libro ‘Antropología social de Cantabria’, “hablar de la identidad de Cantabria exige hablar de la identidad de los pasiegos, sobanos, campurrianos, lebaniegos, purriegos, trasmeranos, merachos, cabuérnigos y marineros, habitantes de los diferentes valles y comarcas que conforman la geografía regional. Cada uno de estos grupos pueden considerarse como subculturas, resultado de nichos ecológicos y contextos históricos distintos, grupos sociales que han respondido de manera específica a los problemas de adaptación y necesidades humanas”.

En este contexto, a pesar de que la sociedad cántabra tenga diferentes culturas marcadas por la presencia de diferentes poblaciones que habitaron los espacios que conforman la región, lo cierto es que todas ellas guardan un pasado común.

“Hay personas que dicen que este este lenguaje es un invento actual”

Marta García, estudiante de Historia en la Universidad de Cantabria (UC) y de cántabru, explica que “un pueblo, una cierta zona, busca legitimarse y mira al pasado en busca de una serie de símbolos en los que poder crear una cierta unión”. De hecho, para describir esta búsqueda, García pone como ejemplo a “Cataluña con el catalán, Galicia con el gallego, e incluso España con el español”.

Esta legitimación ocurre también en Cantabria con la variedad lingüística que ha marcado a toda una sociedad desde sus inicios, el cántabru“, describe la estudiante cántabra. Además, a ello añade que “hay personas que dicen que este este lenguaje es un invento actual. Otros hablan de él como de un castellano mal hablado, como ha llegado a decir alguna vez Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria”.

EL ORIGEN DEL CÁNTABRU

A pesar de que las grandes capitales cántabras no conozcan tanto este dialecto, lo cierto es que la mayor parte de los pueblos y municipios más pequeños de Cantabria aún siguen conociendo el cántabru. Pero, ¿cómo son los orígenes de esta variedad lingüística?

“El cántabru proviene del latín, no del castellano, que es lo que se suele pensar”

El cántabru tiene varias acepciones: cántabro, montañés o habla montañesa. Además, es una variedad lingüística romance propia de la comunidad de Cantabria. En este sentido, a pesar de los estigmas más comunes que versan sobre este lenguaje, Marta García explica que “el cántabru proviene del latín, no del castellano, que es lo que se suele pensar”.

“Sí que es verdad que entre el cántabru y el castellano hay muchos parecidos, pero eso es porque ambos han evolucionado del latín“, señala García.

Asimismo, haciendo un recorrido por la historia de esta variedad lingüística, la estudiando de Historia dice que “cuando se fueron los romanos, el latín evolucionó a grandes cuerpos lingüísticos que se denominan diasistemas, y entre ellos están el galaico-portugués, el castellano, el catalán y el asturleonés, entre muchos otros”.

“No es el mismo lenguaje el que se habla en la zona oriental cántabra que en la occidental”

El cántabru se encuadra dentro de este último, y Marta García explica que “el asturleonés tiene tiene diferentes dialectos y entre ellos está el cántabru. Además, dentro de esta variedad también hay rasgos propios de la zona. Es decir, no es el mismo lenguaje el que se habla en la zona oriental cántabra que en la occidental”.

DIVULGACIÓN Y RESURGIMIENTO

Cantabria es una comunidad con una gran variedad cultural. Desde las diferentes instituciones políticas y las entidades que se encargan de difundir y fomentar los productos y personajes provenientes de los diferentes sectores que componen esta área.

“La gente de los pueblos de Cantabria a veces siente vergüenza de hablar en cántabru porque se ha creado un estigma de que está mal hablado”

En este sentido, las grandes ciudades y municipios de Cantabria han comenzado a “olvidar” sus orígenes. Por ello, Marta García dice que “la divulgación del cántabru es importante porque es un elemento de unión y legitimación de un pueblo”. Además, a ello añade que “es importante luchar por la cultura propia que al final es lo que da la identidad a una sociedad”.

Los estigmas siempre han marcado diferentes aspectos de la población, de los rasgos que los definen, y eso ha provocado que muchas actitudes y actividades hayan caído el olvido. Este ha sido el caso del habla del lenguaje cántabro. De hecho, “la gente de los pueblos de Cantabria a veces siente vergüenza de hablar en cántabru porque se ha creado un estigma de que está mal hablado”. En este sentido, García asegura que “es importante aprender el cántabru para aprender que es fundamental entenderlo porque forma parte de nuestra cultura”.

“Cuando se profundiza en este lenguaje es cuando uno se da cuenta de que es mucho más complejo de lo que aparenta”

Por otro lado, en cuanto a las ventajas que puede llegar a tener el aprendizaje de este dialecto, “el cántabru nos puede llegar a acercar a las personas más mayores. Su vocabulario es muy rico, y va más allá de las terminaciones en uco o uca, que son más conocidas. Cuando se profundiza en este lenguaje es cuando uno se da cuenta de que es mucho más complejo de lo que aparenta“.

En los últimos años ha habido varios movimientos que han intentado hacer resurgir esta lengua y darle la importancia que se merece. Uno de ellos ha sido Alcuentro, que lleva desde el año 2015 impartiendo cursos y talleres que versan sobre esta variedad ingüística.

El cántabru es un lenguaje que vuelve a estar en auge gracias al reconocimiento de políticos, instituciones y gran parte de la sociedad. El pasado es la base del presente y de futuro, y el cántabru es un símbolo de la cultura cántabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar
Cookie Consent with Real Cookie Banner