“La cultura está censurada por parte del público”

Alejandra Moreno Ambroselli, la actriz cántabra, comenta la situación de la cultura en Cantabria
La actriz cántabra Alejandra Moreno Ambroselli / Julia Roiz
Julia Roiz Menéndez

Julia Roiz Menéndez

Periodista. Creadora y directora de El Cultural Cántabro

La pandemia de la COVID-19 interrumpió rodajes, obras de teatro, presentaciones y diferentes actividades relacionadas con el ámbito de la cultura. Pero también demostró que la cultura es uno de los grandes salvadores de la sociedad, y así lo han dejado saber diferentes personajes con lo que ha podido hablar este medio.

Alejandra Moreno Ambroselli (1999) es una actriz cántabra que estaba preparando una obra de teatro antes de que la COVID-19 arrasase con todo. No obstante, su pasión por el teatro y el cine fue mucho más allá, y Alejandra impulsó desde el primer momento esta área como un elemento fundamental para la sociedad.

¿Por qué decidiste adentrarte en el mundo del teatro?

El teatro es poder vivir la sensación de ser quién quieras ser, de poder convertirte en cualquier persona. Suena extraño, pero el teatro y el hecho de ser actor es algo casi mágico.

Los vínculos que se crean entre el equipo son increíbles, aunque muy difíciles de explicar si alguien no ha vivido esa magia.

Actualmente estás estudiando el Grado de Psicología. ¿Te han planteado vincular esta disciplina con el teatro?

Sí, me lo he planteado. Lo encuentro bastante complicado, pero sí que lo veo muy posible. Además, viendo a profesores que tengo que han conseguido aunar psicología y teatro, creo que puede ser viable.

Al final son dos disciplinas con bastante relación, y creo que puede ser muy bonito y de un gran crecimiento personal poder unir psicología y teatro.

Cuando la pandemia llegó, arrasó con todo

La pandemia de la COVID-19 interrumpió una de tus obras. ¿Qué supuso eso para ti?

Todos los días que ensayaba con el grupo de teatro universitario me sentía en casa. Quiero decir, eran personas que vivían esa misma sensación mágica que produce el teatro, y eso es fascinante.

Cuando la pandemia llegó, arrasó con todo. Fue entonces cuando todo cambió, y la obra no se pudo adaptar a la situación.

¿Crees que en Cantabria se valora al teatro?

Sí que es verdad que últimamente están surgiendo más proyectos. Por ejemplo, cuando empecé en este mundo, no había apenas posibilidades, y había muchas limitaciones.

¿Cuál es tu obra soñada?

Me encantaría interpretar de nuevo ‘Romeo y Julieta’. Creo que es una de las obras más interesantes del mundo del teatro. Cualquiera de los papeles es increíble. Otra sería ‘Grease’.

¿Te has planteado dedicarte única y exclusivamente al teatro?

El teatro es un mundo tan complejo que es muy complicado dedicarse solo a ello. Me encanta, es cierto, pero no me lo planteo. Mi pasión sigue siendo la psicología. Por eso unir ambos mundos podría ser bueno.

Creo que el simple hecho de poder juntar mis dos pasiones puede ser muy beneficioso.

En Cantabria hay muchos actores que no están valorados

¿Quiénes son tus referentes?

Blanca Suárez es una de las grandes actrices del panorama audiovisual español y creo que su trabajo es uno de los más potentes.

En cuanto a referentes americanos, Nicole Kidman es una de las actrices que creo que tiene un mayor recorrido y ha demostrado el gran poder de las mujeres en el audiovisual.

También esta Johnny Deep, que es uno de los actores más icónicos puesto que Piratas del Caribe ha marcado a mi generación.

¿Hay algún actor de Cantabria del que dirías “quiero ser como él”?

No. No hay tantos actores cántabros que hayan emergido y hayan tenido un gran recorrido. Diría que no, pero estoy segura de que en la comunidad hay grandes profesionales. No obstante, al igual que en el resto de comunidades, en Cantabria hay muchos actores que no están valorados.

Has hecho teatro, pequeños cortometrajes y spots… ¿Cuál es tu formato preferido?

Me encantan los cortometrajes porque tienen una corta duración. El trabajo que lleva una obra de teatro no se llega a ver. Los espectadores tan solo ven la escena final, y muchas veces no tienen en cuenta todo lo que ha habido detrás.

Y creo que por esa unión que comentábamos antes el teatro es mi formato preferido. Puede sonar raro, pero la unión que se crea entre los actores es algo mágico.

Al final un cortometraje puede ser un rodaje de un día, mientras que una obra de teatro puedes estar un año trabajando en ello. Hay mucha constancia.

De todas las obras que has hecho, ¿cuál ha sido la mejor para ti?

Para mí la mejor obra teatral que he interpretado ha sido ‘Romeo y Julieta’ en la Universidad Europea del Atlántico. Cuando acabamos todos los actores lloramos y vimos todo nuestro trabajo recompensado. Vimos muchos meses recompensado y el clamor de un público que disfrutó de la obra.

“A la cultura nunca se la ha ayudado, y ahora después de la pandemia mucho menos”

¿Qué les dirías a aquellos que reniegan de la cultura?

Les diría que se replanteasen muchas cosas. La cultura está en todo momento, y siempre nos salva. Si realmente no eres capaz de ver el trabajo que hay detrás de un producto cultural, no valoras la vida. ¿Qué es la vida sin cultura? Este tipo de gente tendría que replantearse sus prioridades y mirar a su alrededor.

¿Crees que la cultura ha tenido las suficientes ayudas por parte del sector político?

Para nada. La cultura fue nuestra salvación durante la pandemia de la COVID-19. Los políticos no han hecho nada. A la cultura nunca se la ha ayudado, y ahora después de la pandemia mucho menos.

¿Hay censura en la cultura?

Sí. La cultura está censurada por parte del público. Cada vez somos más quisquillosos con todo lo que vemos. Hay muchas personas que tienden a ser más destructivas que constructivas.

Al final la cultura intenta agradar a la mayor cantidad de gente para poder sobrevivir. Detrás de esta área hay muchísimo trabajo, y que esto pueda resultar ser bueno o malo depende de la audiencia.

¿Qué opinas de que el Gobierno haya dicho que el próximo 6 de octubre se comience a celebrar el Día del Cine?

Realmente, es como el Día de la Mujer, debería ser todos los días. Que haya algo específico no tiene nada especial. Al cine, al igual que al resto de disciplinas, tiene que venerarse cada día.

“Cantabria, como comunidad, siempre ha estado infravalorada”

¿Crees que en Cantabria has tenido las mismas posibilidades que hubieses tenido en Madrid, por ejemplo?

No. Cuando empecé había muy pocas oportunidades de hacer teatro. En Cantabria el mundo del cine o el teatro no está muy desarrollado, entonces hay muy pocas posibilidades. En Madrid, por ejemplo, siempre ha habido mucho más interés por este tipo de disciplinas.

¿A qué crees que se debe que hay tan pocas películas producidas en Cantabria?

Cantabria, como comunidad, siempre ha estado infravalorada. Se podrían aprovechar mucho más los paisajes de la región. Pero no se ha hecho demasiado hasta ahora, y eso es una pena.

Que se hayan rodado tan pocas películas creo que se debe a la poca valoración que tiene Cantabria dentro del territorio nacional. Además, hasta ahora no ha habido un gran impulso por promover la cultura cántabra, por lo que esta área ha estado un poco en el abismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

En clave cántabra

A lo largo de la historia las sociedades se han ido conformando en base a sus antecesores y la evolución

Read More »
Cookie Consent with Real Cookie Banner