Un camino de lodo negro

El verdadero cambio de Bojack comienza en la última temporada, cuando se da cuenta que lo único que ha conseguido durante su vida es quedarse completamente solo. Comienza entonces el último acto, el cuál me gusta denominarlo como la redención de Bojack. La terapia, dejar las drogas y el alcohol y encontrar algo que realmente le hace feliz provoca que su vida empiece a cambiar
Sketch Ok

Hace más de un año del final de la serie ‘Bojack Horseman’, la historia sobre un caballo antropomórfico que vive de su pasado como actor donde las drogas y el alcohol son su mayor evasión ante una vida triste y llena de problemas. Desde siempre he sido una gran fan de la animación y de las series de comedia. Cuando Netflix anunció su nueva producción pensé que iba a ser como otros títulos similares: ‘Family Guy’, ‘Big Mouth’, ‘F is for family’… Pero acabó sorprendiéndome la crudeza y la realidad de la misma. Jugar con ese humor ácido mientras trata problemas psicológicos de una forma tan dolorosa hace que Bojack se convierta en mi serie favorita. Pero en este caso no vengo a hablar de la serie, ni el por qué debéis verla, sino de la personalidad de su personaje principal, Bojack.

Para conocerlo debemos remontarnos a su pasado y a su infancia. Nace en los años 60, criado por una familia disfuncional. Sus padres alcohólicos culpan a Bojack de todas sus desgracias. Es maltratado psicológicamente durante toda su infancia. Esta situación hace que comience a sentir desapego ante los demás y pensar que debe de preocuparse por sí mismo pues nadie más lo hará. Debido a esto, Bojack a lo largo de la serie justifica todos sus malos actos. Siente que es una víctima y todo le sale mal. Su vacío emocional lo trata de llenar con alcohol y drogas, haciendo que caiga en un pozo sin fondo.

Otro cambio en la vida de Bojack fue entrar en la serie ‘Retozando’ y conseguir ser una estrella de Hollywood. Pero no consiguió tapar la depresión que acarreaba. Los problemas de alcohol comenzaron aquí. Al igual que las relaciones con las mujeres, las cuales no significaban nada para él. Una vez terminada la serie, sigue viviendo de esa fama pasajera. El dinero y la riqueza hacen que viva con una venda en los ojos. 

Una vez hemos conocido a Bojack podemos entender su forma de actuar y comportarse con el resto, pero esto nunca justificará sus actos. Su gran problema radica en el odio que se tiene a él mismo, un sentimiento que no es capaz de aceptar. Es por ello que siempre busca un culpable, alguien que sea el responsable de sus acciones.

Una de mis escenas favoritas sin lugar a duda es la discusión entre Todd y Bojack, donde el primero lleno de rabia y tristeza consigue describir perfectamente esta toxicidad tan dañina de Bojack: “no puedes seguir así, no puedes seguir haciendo cosas horribles y luego sentirte mal como si eso lo arreglara. Tienes que ser mejor persona (…) Tú eres todo el problema. No es el alcohol, ni las drogas, ni las cosas horribles que te pasaron en tu carrera, ni cuando eras pequeño. Eres tú”.

Bojack Horseman | Fuente: Fuera de Series

Sin embargo, el verdadero cambio de Bojack comienza en la última temporada, cuando se da cuenta que lo único que ha conseguido durante su vida es quedarse completamente solo. Comienza entonces el último acto, el cuál me gusta denominarlo como la redención de Bojack. La terapia, dejar las drogas y el alcohol y encontrar algo que realmente le hace feliz provoca que su vida empiece a cambiar. Pero lo que realmente me gusta de la serie es que no olvida el pasado y todas las acciones tienen consecuencias. Quizás Bojack haya dejado de lado su toxicidad y ahora aprecie tanto a sus amigos como su vida pero los errores se pagan. Después, tras acercarnos a la segunda mitad de la última temporada veremos la verdadera redención del personaje.

Son los dos últimos capítulos que pavimentan el camino hacia el final. Se construye una enorme tensión donde vemos todas y cada una de las malas decisiones de Bojack, poniendo al personaje frente a todos sus problemas, exponiéndose al dolor cara a cara. Los simbolismos del penúltimo capítulo, como el lodo negro que lo consume, ofrece a Bojack el último momento de consuelo y así el poder conseguir disculparse realmente con su pasado. Bojack trata de escapar de ese lodo negro que representa la muerte y todo aquello que lo ha ido consumiendo estos años, para finalmente rendirse. Se da cuenta que quizás los finales felices no existen y que todo el pasado no puede simplemente olvidarse. Sus errores y su actitud han provocado que acabe consumido. Ese veneno no solo lo desprendía, sino que poco a poco también acaba con él. Es por ello que llama a Diane, cuando por fin acepta su destino. Simplemente busca ese cariño que siempre rechazó.

Y es con el último capítulo donde nos damos cuenta de la gran evolución de Bojack. Finalmente consigue vivir y escapar del lodo negro, pero como todo en la vida las acciones tienen consecuencias. Debido a sus actos entra en prisión y allí paga por todos los errores. Consigue salir para la boda de su amiga Princess Carolyn y nos damos cuenta del verdadero final de Bojack y redención final. Todas y cada una de las conversaciones que tiene con sus amigos reflejan un crecimiento enorme. Son diálogos que sin que ninguno diga una palabra de perdón, están cargados de disculpas y agradecimientos. Resulta doloroso ver como es un capítulo de despedidas, no solo porque acaba la serie, sino porque todos los personajes se despiden de su amigo Bojack. Rompen los lazos de amistad por muy triste que sea, ya que reconocen que todo esto tiempo no eran más que relaciones de dependencia y para nada sanas. Años donde todos han querido a Bojack pero en el fondo saben que solo ha sacado lo peor de ellos y aunque ahora haya mostrado un verdadero cambio, es una manzana podrida.  Pero es Diane la que cierra el círculo del cambio de Bojack que ella mismo comenzó, dejándonos una de las frase que describe todo a la perfección: “Hay personas que te ayudan a convertirte en la persona que eres y hay que que estarles agradecidos aunque su destino no fuera estar en tu vida para siempre”. Todo acaba con un silencio sepulcral cuando Bojack entre risas le dice que sería gracioso que esa fuese la última noche que se vean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede gustar
Cookie Consent with Real Cookie Banner