Mario Camus, el director cántabro que cambió la industria cinematográfica española

El cineasta procedente de Cantabria será reconocido por haber impulsado el cine en España
Mario Camus / Julia Roiz

Hay personas que dejan huella. Pueden ser amigos, conocidos… Pero es más complicado que alguien sea capaz de marcar a toda una sociedad. Ese ha sido Mario Camus, director y guionista cántabro, quien dedicó toda su vida a su pasión: el cine.

Camus aprendió a vivir en una época hostil marcada por la postguerra civil. Todos aquellos que vivieron esa época recuerdan la censura, el dolor y la tristeza de un época marcada por la dictadura franquista.

El director y guionista cántabro sorteó la censura en un mundo donde la libertad de expresión estaba coarta. Su pasión por el cine y por el audiovisual le llevó a ser uno de los más grandes directores de la época y que, como consecuencia, ha marcado enormemente a las siguientes generaciones de cineastas.

Un 20 de abril de 1935, un año antes del estallido de la Guerra Civil, Mario Camus nació en Santander. La capital cántabra acogió al cineasta en sus primeros años, hasta que, tras estudiar Derecho, se adentró en la Escuela Oficial de Cine.

Así, su primer largometraje, ‘Los Farsantes’, se estrenó en 1963 ante la atenta mirada de una sociedad que estaba ansiosa por consumir cine y poder entretenerse en medio del caos que había dejado la Guerra Civil. A ella se sumaron más películas, series de televisión e incluso libros, hasta que Mario Camus decidió dejar de hacer cine en 2007. No obstante, es un trabajador innato, por lo que su pasión sigue en pie a través de sus ojos, observando cada nuevo film y descubriendo a nuevos talentos a través de un nuevo cine.

Una de sus obras más conocidas y desconocidas a partes iguales es ‘La casa de Bernarda Alba’. Esta adaptación que hizo el cántabro de la obra literaria de Federico García Lorca es una de las más conocidas, especialmente en Cantabria, donde el libro de Lorca lleva años siendo materia de examen para Selectividad.

Todos conocen la historia de Martirio, Angustias, Adela y toda su familia. Sin embargo, poca gente conoce que la obra cinematográfica ‘La casa de Bernarda Alba’ estuviese dirigida por Mario Camus.

Además, junto a otros cineastas de la talla de Carlos Saura, Manuel Summers y José Luis Borau, entre muchos otros, forma parte de la generación del Nuevo Cine Español de cineastas españoles.

No obstante, además de pertenecer a esta categoría, Camus es aclamado por todas y cada una de sus obras. En este sentido, es preciso destacar su capacidad de transformar los textos literarios en obras cinematográficas. Ejemplo de ello han sido la película ‘La Colmena’ (1982) de Camilo José Cela, ‘La casa de Bernarda Alba’ (1987), la serie televisiva ‘Fortunata y Jacinta’ (1980) y el film basado en la novela de Miguel Delibes, ‘Los Santos Inocentes’, en 1984, entre muchas otras obras.

Camus también se atrevió, por ejemplo, con escritores de mayor antigüedad como Calderon de la Barca y Lope de Vega. Así, su obra es extensa, y el director y guionista cántabro tiene un gran reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional. De hecho, Francia fue el país que coprodujo, junto con Televisión Española (TVE), la serie de ‘Fortunata y Jacinta en los años 80.

Mario Camus ha recibido varios galardones a lo largo de su carrera cinematográfica. Y es que, desde que empezó a adentrarse en el mundo del cine en 1959, el cántabro se ha visto envuelto en un mundo de cámaras, guiones e historias que expresan la realidad más absoluta de su ser.

Quizás algunas de estas distinciones más representativas podrían ser el Oso de Oro a la Mejor Película en el Festival de Berlín en 1983 por su adaptación de ‘La Colmena’ o los Premios Goya, los máximos galardones del cine en España. Por un lado, Camus logró el Premio Goya a Mejor guion en 1993 por ‘Sombras en una batalla’. Más adelante, poco después de su retirada, la Academia del Cine premió a Camus con el Goya de Honor en 2011.

El discurso del cineasta cántabro cuando recibió este último premio puede verse en el siguiente vídeo:

Mario Camus recibe el Goya de Honor en 2011

Mario Camus ha trabajado con multitud de personalidades que conforman el panorama cinematográfico español. Ana Belén y Alfredo Landa son dos de los actores que estuvieron presentes en películas del cántabro y con los que, como ha comentado en diversas entrevistas, “ha sido un gusto trabajar”.

También el difunto Antón García Abril tuvo una gran presencia en la vida de Camus, así como muchos otros músicos que le ayudaron en la composición musical que acompañaría a sus obras.

‘Los santos inocentes’ y ‘La colmena’ lanzaron la apoteósica carrera cinematográfica de Mario Camus. Ese fue el inicio de una época marcada por el resurgir del cine y de las nuevas ideas. El cántabro fue uno de los precursores de los cambios en la industria cinematográfica española, y más allá de todos los premios que haya podido conseguir, Mario Camus será reconocido por haber impulsado el cine en España.

Un comentario en «Mario Camus, el director cántabro que cambió la industria cinematográfica española»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar
Cookie Consent with Real Cookie Banner